Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Tráilers | Aimer, boire et chanter (Life of Riley), la cinta de despedida de Alain Resnais

    Aimer, boire et chanter (Life of Riley)

    El genial Alan Resnais, que desgraciadamente nos dijo adiós el pasado 1 de marzo, sigue regalándonos momentos cinematográficos inolvidables, ahora convertido ya en toda una leyenda y cuyos trabajos permanecerán entre nuestras videotecas para que podamos disfrutarlos una y otra vez. Un director que siempre estuvo muy comprometido con su trabajo y que no dejó nunca que le dijeran cómo o qué filmar. Claro está que con 91 años no iba a cambiar esa faceta de autor único que le hizo ser creador de trabajos tan originales como El año pasado en Marienbad. Resnais se despidió del séptimo arte con Aimer, boire et chanter, donde volvía a adaptar por tercera vez una obra de teatro del dramaturgo Alan Ayckbourn. La cinta sigue las peripecias de un grupo de infelices que vive a las afueras de Yorkshire, y para los cuales, las cosas no van a hacer más que ir a peor. Una lio de amigos y amantes entre los protagonistas, con el surrealismo que caracteriza al director de fondo, propiciará situaciones y reacciones imprevisibles, todas con un nexo en común: George Riley, que acaba de ser diagnosticado con cáncer. Un personaje al que nunca vemos ni se contempla ningún tipo de manifestación por su parte, pero del que todo el mundo habla. Una especie de Esperando a Godot a la francesa protagonizada por una de las asiduas del cine de Resnais: Sabine Azéma (Vous n’avez encore rien vu), André Dussollier (Mon pire cauchemar), Michel Bulliremos (Última planta izquierda), Hippolyte Girardot (La cocinera del presidente) y Sandrine Kiberlain (Les gamins). El largometraje pudo verse en la Sección Oficial de la Berlinale –con la opinión de nuestro compañero Gonzalo Hernández— donde obtuvo el FIPRESCI y el Alfred Bauer. Un perfecto adiós y una emotiva película que sirve de despedida para uno de los más grandes defensores franceses del surrealismo.

    texto| Alberto Sáez
    fuente| Berlinale


    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]