Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Recap | The Walking Dead (4x11)

    The Walking Dead (4x11)

    Todos los caminos conducen a la comunidad

    crítica de Claimed (4x11) | The Walking Dead (Temporada 4)

    AMC | EEUU, 2014. Director: Seith Mann, Guión: Nicole Beattie y Seth Hoffman, Creador: Frank Darabont, Reparto: Andrew Lincoln, Lauren Cohan, Chandler Riggs, Norman Reedus, Steven Yeun, Danai Gurira, Melissa McBride, Scott Wilson, Sunkrish Bala, David Morrissey, Fotografía: Michael Satrazemis, Música: Bear McCreary.

    Glen y Tara siguen camino junto a Eugene, Rosita y Abraham. Glen necesita encontrar a Maggie y se enfrenta a Abraham para lograrlo. Michonne y Carl salen a buscar provisiones mientras Rick debe escapar de un grupo de saqueadores que llegan al nuevo hogar.


    Este es el The Walking Dead que quieren todos. Tensión, peligro, dudas, reflexión, juntos de una sola vez. Claimed (4.11), el más reciente episodio de la cuarta temporada, combina los ingredientes que le han garantizado a la serie su rotundo éxito. A solo 5 capítulos del final de temporada, pareciera estar todo listo para un desenlace trepidante, que seguro mucho tendrá que ver con esta entrega. After (4.09) e Inmates (4.10), los dos episodios que siguieron al parón de temporada, y que preceden a Claimed, no terminaron de convencer a la audiencia. Cada uno dio mucho de algo pero no llegaron a completar el todo. After fue un brillante ejemplo del The Walking Dead más intimista y reflexivo. Inmates estuvo lleno de adrenalina, persecución y sangre. Sin embargo, lo mejor de la serie es agrupar tanto a un público como a otros sin discernir por capítulos. Así llegó Claimed, un ejemplo claro de la pericia de los responsables realizando para mayorías. Un capítulo hecho tanto para los que solo quieren ver morir zombies como para los que sueñan un mundo apocalíptico.

    El carismático Glen (Steven Yeun) y Tara (Alanna Masterson) siguen camino junto al Sargento Abraham Ford (Michael Cudlitz), Rosita Espinosa (Christian Serratos) y el Doctor Eugene Porter (Josh McDermitt). El científico dice conocer las causas que han desatado la epidemia zombi, y la misión del reducido comando es llevarlo a Washington para reunirse con sus superiores. Glen no puede dejar atrás a Maggie (Lauren Cohan), por lo que decide enfrentárseles para ir, si es necesario sólo, a buscar a su amada. Las dudas sobre el destino del Sargento Abraham y su grupo no se resuelven del todo. Los seguidores del comic dirán que será el perfecto aliado de Rick en la búsqueda de un refugio que salve a todos. Sin embargo, los que han asistido asiduamente a la serie saben que podría ser todo lo contrario, pues a los guionistas les gusta sorprender a aquellos que esperan lo ya leído. Por otro lado, Carl (Chandler Riggs) y Michonne (Danai Gurira) dejan a Rick (Andrew Lincoln) descansando y salen a buscar provisiones. Desarrollan un juego en que ella irá contándole de su pasado mientras registran cada habitación de la casa en la que entran. Michonne llega al cuarto donde aún están los cadáveres de los niños que vivieron en la casa, y en medio de la angustia evita que Carl vea el desgarrador panorama. Sin embargo, la mayor tensión del capítulo se concentra en Rick, quien descansando en su nuevo refugio recibe la visita de un grupo de saqueadores. El debilitado Rick debe escapar y evitar que su hijo y Michonne lleguen a la casa sin antes ser alertados. Sin dudas, una tensa secuencia necesaria para un protagonista que parecía ir desdibujándose en los capítulos anteriores. El sheriff logra salir de casa no sin antes matar a uno de los invasores. Junto a Carl y Michonne, escapan sin ser vistos, aprovechando un ataque en el interior de la casa supuestamente por uno de los muertos ahora zombie.

    The Walking Dead (4x11)

    El cierre nos introduce en la tierra prometida a la que parecen ir llegando todos. Una comunidad salvadora espera al sheriff, a su hijo y a Michonne. “Aquellos que vienen sobreviven”, leen ellos con el asombro de quienes no creen ya en la buena suerte, pero a los que no le queda una alternativa mejor que confiar en el destino una vez más. Se abre uno de los mayores interrogantes de la temporada. Al espectador le inunda la sensación de conocida incertidumbre. El referente ha sido la siniestra comunidad que el Gobernador lideró la temporada pasada. Terminó resultando peor estar en ella que salir a enfrentarse con zombies. Así, no parece alentador lo que pudiera suceder. Se genera una de las principales ganancias para los guionistas de la serie. La audiencia relaciona antecedentes y saca conclusiones antes del acontecer de los hechos. Luego la serie sorprende con un giro totalmente diferente creándose un ciclo virtuoso, con los que creen saber qué sucederá y terminan felizmente equivocándose, o los escépticos que prefieren pensar lo contrario y luego son recompensados con la razón. Dos líneas argumentales quedan ya bien definidas con este episodio. Por una parte, la relacionada con el Sargento Abraham y su equipo, sus intensiones y su misión. Por otra, aquella relacionada con el nuevo refugio, quiénes esperan en él, cómo serán recibidos los nuevos que llegan y cuáles serán las condiciones para integrase. Como todo buen capítulo, Claimed sugiere mucho, entretiene, emociona y deja más dudas que certezas respecto al futuro de los protagonistas de The Walking Dead. Solo queda esperar para comprobar si es realmente para todos la comunidad a la que han llegado, o si más que salvar al mundo, la misión de los nuevos será la de destruirlo. | ★★★★ |

    Alain Arias
    Redacción Buenos Aires

    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]