Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Berlinale 2014 | Sexta jornada. Críticas: «Inbetween Worlds», «Praia do futuro», «Stratos» & «César Chávez»

    Inbetween Worlds

    Conciencias de la Berlinale

    Crónica de la sexta jornada de la Berlinale 2014 | Críticas de Inbetween Worlds, Praia do futuro, Stratos y César Chávez

    El día de hoy nos ha dejado cierta conciencia social, aunque de regusto amargo. La actriz Feo Aladag estrenaba su segundo filme en Sección Oficial tras el buen recibimiento que tuvo hace unos años con La extraña. Y lo hacía en un contexto bélico de sobra conocido y algo trasnochado. Su pase a las 9 de la mañana se saldó con los primeros abucheos que se han escuchado en Berlín, merced a un tratamiento vergonzoso por ingenuo. Le seguía a las 12 del mediodía la propuesta queer de la jornada: Praia do Futuro, cinta brasileña con afanes de convertirse en referencia romántica del cine de temática homosexual, dotada de cierta efectividad visual aunque más convencional de lo debido. A las 3 de la tarde llegó la sesión del diablo, esa hora en la que las fuerzas flaquean y la programación es vital. Stratos puso al límite nuestra resistencia y acabó confirmando lo que ya se comentaba entre los pasillos del Palast: la Sección Oficial de esta edición no está siendo especialmente brillante. Intentamos arreglarlo a última hora con la nueva película de Diego Luna, que nos dio una de cal y otra de arena. Por una parte, biopic convencional y falto de vida en torno a una figura en realidad interesante. Por otra, un montaje rápido, una ambientación conseguida pero, ante todo, un casting con rostros de peso: Rosario Dawson, Wes Bentley o un avejentado John Malkovich subieron el listón, aunque no mucho menos igualaron las buenas sensaciones que nos llevamos ayer con Blind y The Better Angels, encuadradas, hay que señalarlo, en secciones paralelas.

    Zwischen Welten

    Zwischen Welten (Inbetween Worlds)

    Alemania
    Dirigida por Feo Aladag (When We Leave)
    Intérpretes: Ronald Zehrfeld
    Competición | Premiere Mundial

    A primera hora de la mañana se estrenaba en el Berlinale Palast la última película de Feo Aladag, actriz antes que directora, con un nombre ya formado en Alemania gracias a su trabajo en televisión y al éxito cosechado por su primer trabajo para cine, La extraña. Su segunda obra prometía llegar a la Berlinale con una historia de corte bélico y social de las que tanto gustan en algunos certámenes y el resultado ha sido claro. Aladag ha decepcionado, y ha sido la primera cinta del Festival en llevarse unos sonoros abucheos durante sus títulos de crédito. La directora ofrece un relato lleno de buenas intenciones pero muchísima ingenuidad en torno a un soldado alemán afincado en Afganistán que traba amistad con un joven intérprete; relación mediante la cual, Aladag pretende dar lugar a un entendimiento mutuo entre dos culturas muy distintas. El principal problema que arrastra es que Aladag no es Bigelow y la elección del tema invita mucho a un acercamiento, puede que involuntario, al estilo que la cineasta americana manejó en En tierra hostil. Eso y que el tratamiento que hace de la cultura afgana es de una simpleza y un marcado desconocimiento que ha sentado muy mal entre los espectadores. Inbetween Worlds evidencia una ignorancia absoluta, y ese es, sin duda, su mayor pecado. La promesa de Feo Aladag se ha desinflado y, visto lo visto, le va a costar recuperar el crédito. ★★★(25|100)

    Praia do futuro

    Praia do Futuro

    Brazil / Alemania
    Dirigida por Karim Aïnouz (Suely in the Sky, Madame Satã)
    Intérpretes: Wagner Moura, Clemens Schick, Jesuita Barbosa
    Competición | Premiere Mundial

    La segunda oferta del día fue un filme brasileño bajo el mando de Karim Aïnouz, cineasta cuyas primeras películas tuvieron su oportunidad en Festivales como Cannes o Venecia y que ahora llega a Berlín con el que ya es su cuarto trabajo, la historia de amor de un socorrista y un turista alemán cuyo amigo acaba de ahogarse en la llamada Playa del Futuro. Cuando Konrad decide volver a su Berlín natal, Donato decide seguirlo abandonando su vida y a su familia. Aïnouz construye una trama sobre sacrificios y sobre riesgos, pero lo hace con cierto convencionalismo en el desarrollo, pues la historia no sorprende,y sus personajes no acaban de implicarnos. Dato llamativo cuando el tono que se trabaja es marcadamente romántico, apelando a una sexualidad que Karim procura tratar con una naturalidad algo impostada. En algunos instantes podría recordar a la reciente Weekend, pero donde aquella resultaba humilde y cercana, Praia do futuro se llena de muchas más pretensiones.

    Aïnouz resalta el sexo como conexión de sentimientos, tópico asiduo en el cine de temática gay, que pocas veces parece se muestra preocupado por ahondar en las emociones de sus personajes desde una óptica que no implique necesariamente una atracción sexual inmediata. El problema de un trabajo como este es que inmediatamente entra, sin demasiada brillantez, en un colectivo de obras que ahora está empezando a contar, por fín, buenas historias, sin superficialidades ni aspavientos exagerados. Sin causar incomodad e intentando buscar una universalidad que las acerque a un público mayoritario. El cine gay no necesita ser puesto en cuarentena. Y es cierto que la idea de Karim intenta luchar en pro de ese afán de que su obra resulte cercana a cualquiera. El error es que en el empeño, ha acabado trufando el guión de estereotipos, y aunque tiene sus buenos momentos, eso acaba echando por tierra su eficacia. ★★★★(57|100)

    Stratos

    Stratos

    Grecia / Alemania / Cyprus
    Dirigida por Yannis Economides (Matchbox, Soul Kicking)
    Intérpretes: Vangelis Mourikis, Vicky Papadopoulou, Petros Zervos
    Competición | Premiere Mundial

    Stratos, firmada por el griego Yannis Economides, ha sido la propuesta más problemática del día. Con una duración de 137 minutos, se mueve en torno a un asesino a sueldo, también trabajador en una fábrica de procesado de pan, y la dualidad con la que lleva su vida. Economides presenta una obra en la que el protagonista, Stratos, personifica la decepción de un país injusto e interesado. Un hombre de un mutismo exagerado e inexpresivo que va eliminando a su alrededor a todo aquel que considera corrupto de alguna forma. El obstáculo que presenta la cinta es formal y de actitudes. La idiosincrasia griega es muy particular,y los personajes actúan y conversan con una intensidad que se acerca a la comedia, sin abrazarla del todo. Las réplicas son largas e insistentes y la atención se pierde enseguida. Economides alarga el metraje innecesariamente y desconoce transiciones efectivas más allá de un fundido en negro, recurso que utiliza casi en cada escena. Tampoco se preocupa por construir unas secuencias de asesinato que, por lo menos, compensen un tono reflexivo que hace naufragar su película entre los pantanosos terrenos del tedio. La audiencia asistente al Palast tuvo que hacer esfuerzos y, como viene siendo habitual este año en la Sección Oficial, las deserciones fuero habituales. Stratos es un filme que arrastra cierto postureo, sobretodo desde que Yorgos Lanthimos sorprendiera con Canino, momento en el que parece haberse expandido cierta tendencia a la revalorización de una industria que, aunque tiene cosas interesantes que otorgar y buenos cineastas en sus filas, desde luego Stratos no su el mejor exponente. ★★★★(40|100)

    César Chávez

    CÉSAR CHÁVEZ

    México
    Dirigida por Diego Luna
    Intérpretes: Michael Peña, América Ferrera, Rosario Dawson, Gabriel Mann, Kevin Dunn, Jacob Vargas,
    Peter Jason, Spencer Garrett, Yancey Arias, Jack Holmes, Vivis Colombetti.
    Berlinale Special Gala | Premiere europea

    Diego Luna se estrena en Berlín con su segundo trabajo, un biopic en torno a la figura de César Chávez, quién a finales de la década de los 60 llevó a cabo un alzamiento popular del pueblo en pro de los derechos de los granjeros de California. Campaña que terminó con éxito cuando el presidente Kennedy le dio su beneplácito en persona poco antes de ser asesinado. La obra llega amparada por la sección Berlinale Specials, etiqueta bajo la que se auspician aquellos filmes que el festival quiere incluir en su programa sin que tener que formar parte oficial del mismo. El reparto y la curiosidad por comprobar si el debut del actor había sido algo casual animaron a darle el beneficio de la duda, que se ha saldado con una de cal y otra de arena. Luna ha entregado un biopic más convencional de lo que el personaje habría exigido. Falto de emoción y nervio, a pesar de una cámara en mano que reproduce un tono documental de imagen granulada y bien ambientado, pero que no ahonda demasiado en ninguno de los hechos claves que marcaron la revolución agrícola del estado de California.

    En su beneficio el director ha contado con un casting envidiable, donde lucen grandes nombres de la talla de John Malkovich o Rosario Dawson, y otros menores pero que demuestran oficio, como America Ferrera o Wes Bentley. Es un filme levantado entre amigos y lo evidencian sus títulos de crédito, donde los nombres del propio Malkovich o el de Gael García destacan como productores. Artífices de una historia que no sorprende ver en estos días, cuando los relatos, ficcionales o no, sobre levantamientos y gobiernos opresores, se prodigan en primer o segundo plano en numerosas películas. En este contexto, Diego Luna pasará con más pena que gloria y es interesante plantearse si no hubiera sido más acertado haber realizado un acercamiento desde la no ficción pura antes que desde el biopic. A Luna le interesa esta figura pero no consigue transmitirlo. Las imágenes de archivo que introduce hablan más por él que su propio filme y eso constituye una evidencia de fracaso. ★★★★(50|100)

    Gonzalo Hernández
    envíado especial a la 64ª edición del Festival de Berlín

    La protagonista del día|

    Feo Aladag en Berlín
    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]