Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Hadijatou Mani: El castigo de la esclavitud

    Hadijatou Mani
    texto | Rosa Cornet, cineasta.
    entrevista | Staff.
    imágenes | Hadijatou J'accuse.
    imagen de cabecera | Oxfam Novib

         Cuando se quiere castigar a alguien por haber desobedecido las leyes la máxima condena que imponen los tribunales es la privación de libertad. Hadijatou Mani, y otras 43.000 personas en Níger tienen esta condena desde su nacimiento, sin haber delinquido. Han nacido esclavos. ¡Si señores, la esclavitud todavía existe en nuestros días! La esclavitud en el sentido más literal y dramático del término. Personas que compran a otras personas y se convierten en sus propietarias. Hadijatou Mani, denunció a su Estado, Níger, por no haberla protegido contra la esclavitud. Y ganó, consiguiendo una sentencia sin precedentes hasta el momento. Tuvo que reclamar porque aunque la constitución nigerina prohíbe la esclavitud, la tradición está todavía muy arraigada en la sociedad, hasta el punto que algunos tribunales hacen prevalecer la tradición por encima de las leyes. Lala Gomà y yo conocimos su historia a través de una noticia publicada en un periódico donde se daba cuenta del hito conseguido por Hadijatou Mani. Y decidimos indagar más acerca de ella y de la persistencia de la esclavitud en pleno siglo XXI. A medida que nos íbamos sumergiendo en el tema, nuestra indignación e impotencia iba en aumento. Por este motivo decidimos viajar a Níger para hacer un documental donde se contara la historia completa de esta mujer valiente, que con su ejemplo puede hacer retroceder esta situación tan compleja, injusta e inhumana. La lucha de Hadijatou es singular desde el principio. La vendieron a los 12 años y durante los 9 que fue esclava huyó en infinitas ocasiones, poniendo en peligro su integridad y la de su familia. La última vez escapó desnuda y embarazada, después de haber recibido una paliza de su amo que, siendo el padre del hijo que ella esperaba, la acusó de haberse acostado con otros esclavos. Su caso corrió como la pólvora por su zona, hasta que llegó a oídos de la ONG Timidria. Un responsable de la oficina acudió en su ayuda porque pensaron que la vida de la joven corría peligro. Le ofrecieron la posibilidad de denunciar, y ya nunca ha dejado de hacerlo. Aunque algunos tribunales sentenciaran en contra suya, ella apelaba. Inasequible al desaliento, incluso pasó por prisión y cuando la liberaron continuó luchando. Nosotras la dejamos en plena lucha por la custodia de los dos hijos que tuvo con su ex amo, a los que prácticamente no conoce porque siempre le estuvo vetada la relación con ellos. Ahora tendrá lugar el último juicio, el que parece ser que pondrá fin a la vía legal, y a través del cual, Hadijatou puede finalizar su cruzada personal.

    Hadijatou J'accuse, explicado por sus directoras


    Es ahora cuando tenemos que volver a Níger a cumplir nuestra promesa de acabar el documental cuando Hadijatou tuviera la resolución sobre sus hijos. Además, queremos ver cómo su lucha ha animado a otras mujeres a tomar su mismo camino. En nuestro primer viaje vimos como se gestaba esta pequeña revolución. Ahora, nos consta que Timidria tiene muchas peticiones de denuncia sobre la mesa. La rebelión está servida. Lenta, pero esperamos que sea imparable. Palizas, vejaciones físicas y morales, trabajo duro, violaciones sistemáticas. Éste era el día a día de Hadijatou y es el de los cientos de miles de esclavos –mujeres en su mayoría- que todavía hay en el mundo. A través del documental y de la historia de Hadijatou, queremos aportar nuestro grano de arena a que esta situación se conozca y remueva conciencias. Como seres humanos, como mujeres no nos podemos permitir mirar para otro lado ante esta situación.

    Rosa Cornet. 
    cineasta.

    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]