• Telegramas
    Loading...

    El regreso del héroe | Interstellar, de Christopher Nolan

    Impresionismo escénico | Mr. Turner, de Mike Leigh

    11 años de reinado criminal | Boardwalk Empire

    Filmogramas | El cine (y el universo) de Christopher Nolan

    La vida | Dos días, una noche, de Jean-Pierre & Luc Dardenne

    CINEMATOGRAPHY | NÉSTOR ALMENDROS

    Néstor Almendros Cinematography
    "El arte de la imagen, es el arte de lo tangible. Hay que ser un poco voyeur. Amar los objetos, las cosas, las personas, los rostros..."

    Uno de los directores de fotografía y personalidades más influyentes de la Nouvelle Vague, Néstor Almendros "El hombre que pintaba con luz", fue reconocido en el mundo del cine por su sencillez y aplicación de la iluminación a base de luz única en sus películas. Nacido en 1930 en Barcelona, fue miembro de la ASC (American Society of Cinematographers). Hijo de maestros, su padre Herminio Almendros fue un importante pedagogo que introdujo en España el método pedagógico del francés Celestin Freinet. Tras su exilio a Cuba, Néstor le siguió años después para evitar ser incorporado al Ejercito Español. Allí el barcelonés se sacó la carrera de Filosofía y Letras y comenzó su trayectoria como director de fotografía.

    Durante ese periodo partió en 1955 a Nueva York para estudiar cine al New York City College “Se trataba de una escuela con medios muy reducidos, casi amateur, con cámaras de 16 mm. Los cursos eran interesantes pero no suficientes en la práctica”. Un año más tarde al Centro Sperimentale di Cinematográfica de Roma. “No sólo despreciábamos la fotografía glamurosa del cine de Hollywood, sino que emplazábamos, casi en bloque, al neorrealismo, por aquella época en sus estertores. No comprendíamos cómo un cambio que se pretendía radical en la temática, en las intenciones, en la dirección de actores no fuese acompañado de una equivalente renovación fotográfica. En un cine que aspiraba a un nuevo realismo, nos irritaban sobre todo, aquellas iluminaciones con juegos de sombras arbitrarios, estetizantes”.

    'DÍAS DEL CIELO' (Days of Heven, 1978), de Terrence Malick

    Cuando regresó a la isla cubana rodó varios documentales para el Instituto Cubano de Arte en Industria Cinematográfica (ICAIC). No obstante, en base a su desacuerdo con el sistema político implantado por Fidel Castro abandonó el país en 1962.

    'KRAMER CONTRA KRAMER' (Kramer vs Kramer, 1979), de Robert Benton

    Tras ver películas como Les quatre cents corps (1959) de François Truffaut o Hiroshima mon amour (1959) de Alain Resnais, ambas pertenecientes a la Nouvelle Vague, supo qué tipo de películas quería hacer. Decidido, marchó a Paris con la confianza de poder trabajar en el cine, sin embargo, tuvo que esperar cuatro años para filmar su primera película en el país galo. A partir de ese momento su carrera como director de fotografía fue ascendiendo; La collectionneuse (1967) y Le genou de Claire (1970) de Rohmer o L’enfant sauvage (1969) y L'Histoire d'Adèle H (1975) de Truffaut.

    'LA COLECCIONISTA' (La collectionneuse, 1967), de Éric Rohmer

    Sus técnicas propias de iluminación y por la cual destacó entre otros tantos cineastas era el de utilizar, como ya mencionamos, una iluminación con luz única. Él se basaba en la simplicidad y sencillez de la imagen. Una luz única que proviniera de un solo lugar. Como ocurre en la realidad.

    'EL PEQUEÑO SALVAJE' (L' enfant Sauvage, 1970), de François Truffaut

    "Yo vengo del documental, vengo del reportaje. He hecho mucha televisión, noticiarios...Trabajé en países como en Cuba donde los medios económicos eran escasos. Aprendí a trabajar con lo que había. Con lo que podíamos y quizás estas técnicas de país subdesarrollado dieron resultado dentro de un país desarrollado. En los países como Francia donde hay una abundancia de elementos técnicos, tienden a abusar de ellos y entonces hacen una luz artificiosa. Entonces yo por escasez, por pobreza, me había acostumbrado a trabajar con medios muy sencillos. Con luz de ventana. Pero realmente con luz de ventana. Eso seguramente debió de llamar la atención, porque no se parecía a lo que hacían otros."

    'DIARIO ÍNTIMO DE ADELA H.' (L'Histoire d'Adèle H., 1975), de François Truffaut

    Néstor Almendros ganó un Premio de la Academia por Days of Heaven (1978) fue nominado a tres por Kramer vs. Kramer (1979), The Blue Lagoon (1980) y Sophie's Choice (1982). Obtuvo, también, un Premio César por Le dernier métro de Truffaut.

    'EL ÚLTIMO METRO' (Le dernier métro, 1980), de François Truffaut

    El célebre camarógrafo falleció el 4 de marzo de 1992 en Nueva York a los 61 años de edad víctima del Sida.

    Néstor Almendros y Martin Scorsese

    El cine tiene una vocación realista, sobre todo y con la llegada del color todavía más. No se puede engañar a la gente. El tipo de iluminación de otra época, de los años 40, tenía muchas luces por diferentes sitios. Que en blanco y negro podría aceptarse. En color resultaría artificiosa, falsa. El público además ha aprendido, saben que está hecha en un estudio y que les están engañando.”

    Inés Lendínez.

    Todas las imágenes en alta definición en el siguiente enlace: NÉSTOR ALMENDROS (ASC).

    'DÍAS DEL CIELO' (Days of Heaven, 1978), de Terrence Malick

    7 comentarios:

    1. Impresionante. Me ha gustado mucho el artículo Inés. Las fotos son soberbias. Un gustazo. Quizás los más jóvenes no lo conozcan pero Néstor es un top 5 en el mundo de la fotografía.

      ResponderEliminar
    2. Genial, Inés. Néstor fue de lo mejorcito en su oficio y lo que hizo, particularmente, en "Días del cielo" fue una auténtica obra de arte. Felicidades. 

      ResponderEliminar
    3. Genial Inés, me gusta mucho esta sección, ¿Éste es el 6º que publicas verdad?

      ResponderEliminar
    4. Grande Inés. Las imágenes son alucinantes. Soy mega fan de Truffaut por  lo que te voy a contar. Estupendo artículo

      ResponderEliminar
    5. Sin duda uno de los mas grandes con una cámara  Su visión con la cámara en Días del cielo es sencillamente para quitarse el sombreo y aplaudir con las orejas. Un grande y ademas español, pero claro por aquí ni nombrarle, somos como somos. SAludos y por cierto si no comento mas por aquí es por la identificación .es demencial esa que has puesto. No funciona casi nunca cono wordpress

      ResponderEliminar
    6.  Precisamente Plared cuando implementamos hace unos días este sistema pensé en que a tí te gustaría. También te quejabas del anterior!! Para comentar con tu web es muy sencillo. Tienes dos opciones:

      - Por Open Id como has hecho.

      - Como invitado, poniendo tu mail y añadiendo el opcional de poner tu link.

      Ya te lo recordaré cuando me pase por tu publicación. Pero es muy sencillo. No te pelees con las tecnologías amigo!

      Un abrazo.

      ResponderEliminar
    7. Pepe: Si, es el sexto artículo que sale.

      Plared: No pasa nada. Y sí, no es tan reconocido como debería haberlo sido. Como dice Marco Vélez, la gente joven no sabe quién fue y otros hasta le suenan o pensaban que era latinoamericano.

      Jose y Emilio: Gracias.
      Me quedo con La Noche Americana de Truffaut. De hecho la comentaré más adelante. 

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Avances