• Culpa y riesgo / Julieta, de Pedro Almodóvar.

    Especial 69º Festival de Cannes / Cobertura completa.

    El álbum familiar de Koreeda / Nuestra hermana pequeña.

    Filmogramas / El cine social de Jeff Nichols

    Un ejercicio cinematográfico inmaculado / Cemetery of Splendour.

    ADICTOS EN SERIE: HOUSE (FINAL 6ª TEMPORADA)

    YOU THINK CAN I FIX MYSELF?

    Llega Junio y el final de la temporada televisiva. Es el turno de House, que esta semana ha puesto colofón final a su sexta temporada. House es una apuesta segura a nivel de audiencia y calidad. Un producto sólido en el mercado de shows televisivos que cuenta con un gran número de seguidores. Los más críticos expondrán, que sus episodios siempre tienen el mismo patrón, que los casos médicos son improbables y que su humor está desgastado. Nada más lejos de la realidad, House ha sabido reciclarse, al igual que lo ha hecho su protagonista; la vida de éste y su concepción de ella, es lo realmente interesante de este producto. Cómo muchas series de este curso, la sexta temporada de House, ha sufrido altibajos, destacando sus brillantes primer y último capítulos.

    El episodio que abría la temporada con House recluido en un centro psicológico, es de los mejores creados para televisión (con la participación de Franka Potente). El capítulo del dictador africano, con Chase como protagonista, tiene un guión de gran calidad y nos pone en la tesitura de decidir el futuro de un tirano. La aparición de David Strathairn cómo solitario profesor a mitad de temporada es otro de los puntos culmen. Y, la season finale, que cómo en el resto de temporadas de House, es donde se producen los cambios y los guiones y medios están más cuidados. Partes brillantes junto a capítulos monótonos e intrascendentes que ya es una seña de identidad del serial, y que no quita el mérito a una muy buena temporada.

    Impresionante Hugh Laurie, de nuevo, cómo Gregory House. En una temporada, donde su equipo (Olivia Wilde, Jesse Spencer, Peter Jacobson, Omar Epps), Wilson (Robert Sean Leonard) y Cuddy (Lisa Edelstein), han estado en un segundo plano. La evolución en la personalidad y la enfermedad del protagonista ha sido lo más atractivo de una serie, donde los dilemas y la elección moral ha sido la temática principal. El final de la sexta temporada, con House junto a Cuddy (sin alucinaciones de por medio) es momento esperado por sus seguidores, y que abre al camino de una séptima temporada con muchos cambios. Tras seis temporadas, el final está cada vez más cerca, cómo mínimo, nos queda disfrutar una temporada más del personaje más emblemático de la televisión.

    HOUSE:
    "soy la persona más destructiva del mundo".
    CUDDY: "Lo sé...te amo...no me hace gracia...pero no puedo evitarlo".

    Puntuación: *****

    2 comentarios:

    1. la acabé el otro día estoy parcialmente de acuerdo contigo.
      El principio de la serie es muy bueno, el doble capítulo incial es espectacular y hasta la marcha de Cameron con el dilema del dictador está genial. Pero a partir de ahí baja el nivel. House y Wilson, aunque muy cómicos, parece que protagonicen una sitcom y Taub tiene demasiado protagonismo. Eso sí, el final vuelve a cumplir y nos presenta un futuro más que interesante para la serie.
      En mí particular cómputo global peor que la 1a, 3a y 5a temporada pero mejor que la 2a y la 4a.

      Saludos ;)

      ResponderEliminar
    2. Estoy de acuerdo en ello, la temporada ha sido irregular con muchas capítulos insustanciales...cómo en la gran mayoría de temporadas.

      Para mí la mejor es la primera sin duda, y el comienzo de la segunda en sus dos primeros capítulos (el preso de la pena de muerte y la niña valiente) y el séptimo (El error se llamaba)De las demás me quedo con los finales, sobre todo el de la cuarta que es el mejor de la serie.

      Pese a estos episodios de relleno, House siempre es atractiva y entretenida y no es necesario seguirla para que un capítulo guste.

      A mi no me gustaron en demasía ni la tercera ni la cuarta, el rollo del casting no me motivó mucho.

      Un saludo Gine. Gracias por comentar

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    Magazine

    • ¿Quién demonios es Hong Sang-soo?

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Porque responder a esa pregunta implica responder a la misma pregunta incesante que vertebra su cine. Y que consiste, si se trascienden los tres monosílabos que forman dicho nombre, en responder a la pregunta de quién demonios somos nosotros mismos, hombres y mujeres, y qué pintamos en este mundo».
    • Escenas: «El caballo de Turín», de Béla Tarr

      Por Luis Enrique Forero desde Berlín / «A menudo, provoca una fascinación oscura la contemplación de la renuncia. Arthur Rimbaud, uno de los poetas más influyentes en el cambio de paradigma y el paso a la modernidad, decidió abandonar la literatura a sus 19 años, con una contundencia tan inquietante como —por qué no decirlo— admirable, y durante el resto de su corta vida anduvo dedicado a otros asuntos presumiblemente más importantes».
    • «Siento al cine como un ser vivo con alma».

      Entrevista con el director tailandés Apichatpong Weerasethakul / por Miguel Muñoz Garnica desde el Festival de Gijón / «Creo que mis películas no suelen dejar a nadie indiferente. Hay quien me dice que le han hecho sentir una gran conexión, y quien me dice que no ha conseguido entrar en ellas en absoluto», advierte Apichatpong Weerasethakul. El tailandés, elevado a los grandes altares del cine contemporáneo por la crítica...».

    Festivales

    Oscar Race

    [12][Trailers][slider3top]

    Televisión